1. Trabajo en equipo:
Complementamos nuestras capacidades, asumimos responsabilidades mutuas y nos comprometemos en el logro de los propósitos.

2. Mejoramiento continúo:
Propendemos por ser mejores cada día.

3. Justicia:
Actuamos buscando el bien común.

4. Respeto:
Reconocemos los derechos y la dignidad de las personas.

5. Honestidad:
Actuamos siempre con base en la verdad. Somos coherentes con lo que pensamos, decimos, hacemos.

6. Responsabilidad:
Cumplimos con nuestros deberes.

7. Compromiso:
Ponemos al máximo nuestras capacidades para sacar adelante todo aquello que se nos ha confiado.

8. Tolerancia:
Adoptamos mentalidad abierta hacia las formas de pensar y actuar de los demás, aunque sean diferentes a las nuestras.